MadaDei-RLZ
¡Hola invitado!

Bienvenido al foro dedicado a la pareja más explosiva de Akatsuki ¡MadaDei!

¡Entra y registrate para poder convivir en nuestra comunidad!

¡Te invita "MadaDei-RLZ"!

MadaDei-RLZ

Un foro dedicado el 100% al MadaDei... ¡Únanse a la causa ¿no?!
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Dogma (KakuHidan)

Ir abajo 
AutorMensaje
Li-The Stampede-Chan
Dedicad@ MadaDei
Li-The Stampede-Chan

Femenino Mensajes : 61
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 04/08/2009
Monedas : 84


Registro de energía
Vida:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Dogma (KakuHidan)   Sáb Jul 03, 2010 1:25 am

Disclaimer: Ñañañañá. Kishimoto, esto y lo otro.

Advertencias: Yaoi(?). OoC que da susto, monumental.

Pareja: KakuHidan o algo así. No se manejarlos aún, disculpe su majestad. Aún así, más centrado en esta adorable OC.

Dogma


— ¡Otousan! —la voz de la pequeña resonó en toda la habitación. Dulce, y con ese tonito macabro al final, que había heredado de ambos. Los pasos amortiguados hicieron eco, mientras la niña corría hacia la habitación principal—. ¡Mira!

Ante los ojos del mayor, apareció pintado un corazón en papel. Sus verdes orbes recorrieron la encantada sonrisa de Kinyami. El corazón tenía la típica forma, pero con la particularidad que el rojo con el cual había coloreado era tan intenso que en realidad parecía que tuviera sangre sobre este y además tenía dibujadas un par de costuras.

— ¡Un corazón nuevo para ti, Otousan! —agregó Kinyami, antes solar una estridente risita adorable, que le recordó a Hidan a punto de realizar alguno de sus sacrificios. El moreno siguió con la mirada a la niña; los ojos…el cabello…la risa. De no ser por la piel, sería idéntica a Hidan. Eso, y que por supuesto, no creía en la molesta religión del alvino. No necesitaba otro ‘fanático’ en casa. Desde el primer momento en que había oído la palabra “embarazo” salir de los labios del menor se había asegurado de dejarle muy claro que no hablaría de Jashin ni trataría de meterle sus creencias a la fuerza a él o ella, que claramente había terminado siendo una ella. El albino se había quejado hasta el cansancio, sin lograr persuadirlo.

La pequeña frente a él, aun sostenía el corazón de papel frente a su rostro. Kakuzu finalmente extendió una mano y tomó el regalo. Enseguida vio la sonrisa de la pequeña, el rostro de Hidan se dibujó enseguida. Era…tan parecida…

—Gracias —tomó el corazón y lo dejó a su lado sobre el futón extendido, usando un tono inexpresivo. La niña sonrió y abrazó al mayor por la espalda, recostando el rostro en el hombro de Kakuzu para ver que hacía. Sonrió al ver que su progenitor contaba algo de dinero. Se quedó medio enbelesada. No sabía muy bien la razón, pero simplemente le encantaba. El dinero. El solo olor —aunque su Okaasan aseguraba que no tenía olor alguno, mientras su Otousan hacía algo adorable como romperle un brazo al albino para que no hablase más y evitarse una jaqueca— le parecía embriagante, el color le parecía atrayente y su función…era como un juguete inagotable y con lo cual podía conseguir más cosas. Como la fuente que daba lugar a conseguir más objetos…lo veía como un bien que no se terminaba, que daba lugar a más, algo interminable…inmortal. Sonrió mientras se dedicaba a mordisquear las costuras que estaban a la vista en el cuerpo del mayor. Veía el dinero como algo inmortal, justo como a sus padres. Esa, posiblemente, era una de las razones principales por la cual le atraía tal cosa a tan corta edad.

Kakuzu continuó contando el dinero hasta sentir que la de cabello platinado dejaba de morder suavemente sus costuras, para recostarse contra su espalda. ¿Qué hacía? Usualmente podía quedarse horas viéndolo contar dinero.

— ¿Qué estas…?—empezó a preguntar pero Kinyami lo mandó a callar enseguida-

—Shhh, shhh.

—Más te vale que no estés tomando la costumbre de Hidan de mandarme a callar.

—Shh, Otousan —pidió de nuevo, con un oído ampolladlo en su espalda y los ojos cerrados—. Me gusta oírlos…

Kakuzu la miró de medio lado, entrecerrando los ojos.

—Tus corazones…me gusta oírlos latir…—susurró aún sin abrir los ojos—. Los corazones de personas muertas, ¡que ahora están en ti! —Kinyami soltó una carcajada aguda, abriendo los ojos, formando una nueva sonrisa—. Me gusta oírlos latir aunque sus cuerpos ya no vivan…

—Así que te contó cómo funcionaba mi Jutsu. No me extraña, Hidan jamás puede mantener su boca cerrada.

—Pero Otousan, ¿Por qué no hay latido aquí? —preguntó, dejando un dedo sobre el costado derecho del moreno.

Kakuzu regresó su mirada hacia el dinero que contaba.

—Por ahí antes estaba tú mascota, ahí antes vivía…—trató de recordar el nombre extraño que su hija le había puesto al corazón defectuoso con el cual se había encariñado, argumentando que era dulce y encantador , convenciéndolos de que deseaba quedarse con él.

— ¡El señor bump-bump chan!

—…claro, él.

Kinyami sonrió ampliamente, antes de recargarse de nuevo sobre el hombro de Kakuzu, para verlo contar. El silencio duró bastante poco al estar con la niña, como era usual. No había duda de que aquella pequeña estaba cargada de los genes del albino. Otra característica que se apuntaba: no paraba nunca de hablar.

—El dinero es genial, ¿verdad? —Susurró, estirando una de sus manos hacia el frente, como si intentara alcanzar una de las monedas, aunque sabía que no podía—. Y las monedas…tan tan brillantes…

—Sí, aunque todo lo que brilla no es oro.

— ¿Pero todo lo que brilla es bueno?

Kakuzu continuó en su tarea, pensando vagamente su respuesta.

—Sí,…supongo que todo lo que brilla es bueno.

En aquel momento, la puerta principal sonó. Kinyami solo un grito agudo seguido de una risa, tras vociferar algo que sonó como “¡Regresó Okaaaasaaaan!”, soltarlo, y salir corriendo de nuevo mientras Kakuzu se preguntaba internamente como era que no se enredaba con la falda del largo vestido.

— ¡Okaasan! —se tiró a los brazos del albino, quien dejó caer la guadaña a un lado para dejarse rodear los brazos.

—Oh vaya, veo que sigues con esa idea de decirme Okaasan, Aku no Hime* —dijo Hidan, dejando de nuevo a la niña en el suelo, quien le sonrió—. ¡Kakuzu, ven a aclararle ahora mismo que no debe llamarme así!

— ¿Por qué no, Okaasan?—preguntó, dulcemente.

Hidan se rascó la cabeza. “Maldito viejo avaro…desde que le dijo que me dijera ‘mamá’ y a él ‘papá’ Kinyami no ha dejado de hacerlo” pensó al tiempo que su hija trata de alzar la pesada guadaña para jugar con ella.

—No dejes que juegue con eso, se lastimará.

El Jashinista alzó la cabeza al oír la voz del antiguo tesorero. Sonrió de lado. Después de todo, seguía fingiendo desinterés ante él, ¡Jah como si no lo conociera demasiado!

— ¿Por qué insisten que me diga de esa forma, Kakuzu?

— ¿Quién estuvo embarazado?

—…

—…

— ¡E-eso no tiene nada que ver!

—Claro que sí.

— ¡No no tiene, maldito hijo de…! —antes de alcanzar a terminar la palabrota, una mano de Kakuzu se desprendió de su brazo, la cual se estampó con fuerza contra la boca de Hidan, a quien casi hace atravesar la pared por el golpe.

El mayor suspiro, negando.

—Okaasan, sabes que no debes decir groserías si estoy presente —Kinyami rió, dedicándole una nueva sonrisa a su ‘madre’, sin que pareciera afectada porque el moreno casi le hubiera tirado la cabeza al menor. No, no. Para ella, era encantador que se saludaran de forma tan dulce.

Hidan rodó los ojos, asintiendo. Había logrado erradicar las groserías casi por completo. Pero con lo fácil que peleaba con Kakuzu, no era difícil recuperar el hábito. Era una suerte que la niña no aprendiera toda las blasfemias que soltaba cuando su estado de ánimo estallaba.


-


-

“Mary tenía un corderito pequeño…un corderito pequeño…”

La voz de la infante resonaba por toda la casa vacía. El tono en un tanto dulce, un poco psicótico. Tirada en el suelo de su habitación coloreaba con sus nuevos crayones el último dibujo que había hecho. A su lado, su enorme mascota* hecha de lo que parecían cables, hacia una serie de ruidos guturales y extraños, únicamente entendibles a oídos de la peli plata. La enorme criatura se acostó frente a ella, ladeado su rostro compuesto por una máscara rota. Kinyami elevó la mirada y le sonrió, depositando un beso justo en el lugar donde se abría la grieta.

—Eres tan lindo, señor bump-bump chan —aseguró, antes de regresar a su dibujo.

“Mary tenía un corderito pequeño, con la piel tan blanca como la nieve…”

La infantil canción que ahora sonaba un tanto aterradora continuó sonando por todo el hogar. Hidan y Kakuzu habían salido a reunirse con los padres de Maeko, o eso era lo que les había escuchado decir. No había entendido muy bien, el albino iba en ese momento discutiendo con el mayor. Soltó un suspiro.

—Ahh~, Okaasan y Otousan se tratan taaaan bonito —rió, mirando hacia lo que pensaba su ‘cachorrito’—. ¿No te encanta como se demuestran afecto, bump-chan?

“¡Crack!”

—Oh, no…el crayón rojo —se lamentó al verlo roto—. Sin el crayón rojo no puedo pintar nada…

La criatura frente a ella emitió una serie de soniditos raros, ladeando la máscara que hacía de rostro de un lado al otro.

Kinyami negó.

—No, no. Sin el rojo no se puede, ¡el rojo significa sangre! —en ese instante, se le escapó una nueva risa encantadoramente macabra—. Por eso la necesitamos, ¿comprendes? —se incorporó, poniendo una mano sobre su “mascota” para darle unas cariñosas palmaditas—. Hay que buscar si en el cuarto de Okaasan y Otousan hay más crayolas…

Empezó a caminar, saliendo de su habitación, con el señor bump-bump chan siguiéndole los pasos como si de alguna mascota de familia se tratase.

“A todas partes donde Mary iba, su corderito la seguía…la seguía…”

Kinyami siguió canturreando, entrando a la habitación de sus padres. Empezó a revolotear por aquí y por allá. Mientras ella saqueaba lo que había en algunos cajones, había mandando a su ‘cachorrito’ a buscar en otros lugares. ¡Tenía que haber un crayón rojo en alguna parte!

En ese momento, algo brillante y plateado, apoyado en ese extraño alatar que Hidan tenía llamó la atención de la menor. Atraída por el brillo y creyendo que podría ser una moneda, encontrándose en realidad con lo que parecía un…

— ¿Medallón? —murmuró, tomando en sus manos el pequeño collar que tenía al final un circulo que encerraba un triangulo—. Ohhh~, es el collar que siempre lleva puesto Okaasan —murmuró, admirándolo. Brillaba, como una moneda linda y reluciente. Sonrió antes de colocárselo, ¡era tan bonito! Antes de regresarse a seguir buscando una segunda cosa llamó la atención de Kinyami. Sobre lo cual estaba colocado el dije era un libro. Un libro pequeño y de tapaba negra, además tenía dibujado el símbolo del collar… ¡y era rojo! Si era de su ‘madre’ y tenía rojo, algo muy bueno debía ser.

Bajó del altar y caminó fuera de la habitación, olvidándose por completo de su dibujo y el crayón. Empezó a mirar el libro, encaminándose a la sala.

— ¿Man….man…?—intentó leer, fijándose en el título—. ¿Man…ual….de Ja….Ja…Ja…?

Bump-bump gruñó una nueva serie de gruñidos y sonidos extraños hacia ella.

— ¡Oh, Jashin…sama! —sonrió—. ¡Manual de Jashin-sama! …¿pero quién podrá ser?

“Mary tenía un corderito…un corderito…”

Siguió caminando a la sala, sin dejar de mirar la tapa del libro.

“El cordero se asustó al oír gente gritar…pero Mary lo abrazó y se quedó en paz…”

Se sentó en la fría madera, empezando a leer con cierta dificultad el extraño libro de Hidan, con su mascota ronroneando a sus pies. Empezó a decir en voz alta, desde el capítulo uno.

—Jashin-sama…único Dios absoluto…

-

Kakuzu alzó la cabeza, sintiendo una palpitación extraña*.

Algo no andaba bien…

— ¿Kakuzu, uhn? —el rubio miró hacia el de ojos verde, quien tenía una expresión extraña en el rostro. Madara llegó al lado del artista, rodeándolo por la cintura, mirando también a uno de sus ex miembros de organización.

— ¿Y a ese que le pasa…?

-

“Jashin tenía un corderito….un corderito…”

-

—No lo sé, uhn.

Hidan sonrió, girando a mirar a Kakuzu. Los dos Uchihas presentes, el pelirrojo y el rubio miraron a la pareja zombi sin entenderlos en realidad.

-

“A todas partes donde Jashin-sama iba, su corderito lo seguía…lo seguía…”
-

El ex tesorero frunció el ceño. Algo no andaba bien…

Muy por el contrario, el albino, por alguna extraña razón sentía que algo empezaba a ponerse en completo orden.

-

“Jashin tenía un corderito…un corderito…”

-

— ¿Kakuzu…?

-

“El corderito creyó que ninguna religión comprendía su forma de pensar…pero Jashin-sama me abrazó y todo se quedó en paz…”

-

—Hidan, nos vamos.

-

Para cuando el mayor abrió la entrada principal de la casa, sus ojos no pudieron darle creencia a lo que veía.

— ¡Jashin-sama, que estas en todas partes…serás alabado…serás seguido por mí y por bump-chan! ¡Tendrás todos los sacrificios que pueda hacer para ti y tú me protegerás de todo bien, con tu mal!

Hidan sonrió de lado, viendo a Kinyami con las manos elevadas hacia el cielo, con uno de sus collares y la marca de Jashin pintada en las paredes blancas con lo que parecía un nuevo crayón rojo. Kakuzu, a su lado, crujió los nudillos.

—Oi, oi… ¡te consta que esto no ha sido culpa mía! Aunque no podría estar más orgulloso…¡mi hija se ha hecho…!

—No-lo-digas.

—¡Otoooousaaaaaaan! ¡Okaaaaasaaaaan! —Kinyami salió corriendo hacia ellos, abrazandose de las piernas de ambos—. ¡Tengo una gran noticia! —rió dulcemente, antes de dedicarle una sonrisa infantil—. Ahora soy seguidora de Jashin-sama.

—¡Ja-ja!

Kakuzu se pasó una mano por el rostro.

¿Porqué a él…?


— ¡Todo fue gracias a ti, Otousan! —Kinyami sonrió, mostrándole el collar de Hidan que tenía puesto y le quedaba muy muy largo—. Tú dijiste que todo lo que brillaba, debía ser bueno…¡y tenías razón!

Hidan prorrumpió enseguida en carcajadas, al tiempo que alzaba a la niña- Kakuzu bufó. Eso tenía por no prestarle suficiente atención a su hija cuando le hablaba de cosas que podría relacionar con dinero.

Pero bueno…solo tenía cuatro años… ¿Qué tanto podría hacer una pequeña niña siendo Jashinista?, ¿Qué tan en serio se tomaría algo así? Lo olvidaría en dos o tres días.

Seguro, no sería la gran cosa.

_______________________________________________________________________
(Bonus Track)

*Un año después*

— ¡ALABEMOS AL GRAN JASHIN-SAMA, CREADOR DEL CIELO, LA TIERRA, EL DOLOR Y EL ETERNO SUFRIMIENTO! ¡PROTEGENOS DE LO IMPURO, LLEVANOS AL MAL…!

—Kinyami, baja de esa mesa enseguida.

— ¡…NO DEJES QUE EL PRECIO DEL RYU BAJE, MANTEN A YÜGUREGAKURE FUERA DEL ALCANCE DE LOS CURIOSOS, BENDICE MIS BARBIES SACRIFICADAS A TI…OH JASHIN-SAMA…!

—Maldita sea, aku no hime, ¡a la cama en este instante!

—Hidan, tu Dios ha poseído a nuestra hija.

— ¡Kinyami, sabes que adoro a Jashin-sama tanto como tú pero debes ir a dormir ahora, joder!

—No, Okaasan, ¡te has hecho ateo!

— ¡Kinyami…!

BUM BUM BUM.


— ¿¡Que es todo ese maldito ruidaje, uhn?! ¡Controlen a su pequeño demonio religioso! ¡Ha despertado a Maeko!

—Y eso es mucho, contando el hecho de que vivimos a tres casas de distancia…

— ¡…NO DEJES QUE LOS PADRES DE SHIZUKO SE INTERESEN EN LA ‘MAMÁ’ DE MAEKO…!

— ¿¡C-Como, uhn?!

—Bueno ‘senpai,’ hay que tener en cuenta que pide cosas con lógica…

Fin
_______________________________________________________________________


Primer *: Aku no Hime, significa “Princesa del mal”, es la forma cariñosa como Hidan le dice a su niñita. ¿No son adorables?

Segundo *: El “señor bump-bump chan” es la ‘mascota’ de Kinyami. ¿Recuerdan el corazón de Kakuzu que Kakashi atravesó con el raikiri? Pues bien, ayer a la madrugada a Viko se le ocurrió que sería dulce que fuera como el ‘cachorrito’ de Kinyami, con semejante tamaño y la máscara rota; que solo ella pudiera entenderle los ruiditos raros que hace. Además, cuando sea grande, la inmortal podrá invocarlo para sus peleas y eso(?)Tiene una relación dulce-protectora, y cuando esta presente no suele dejar que nadie aparte de Hidan, Kakuzu o Maeko se le acerque a Kinyami. Está en veremos cómo se llevará con Shizuko(?). (El nombre de Bump-bump es porque es un corazón, hace relación a como suena una palpitación. También idea de Viko, xDD)

Tercer *: Al ser bump-chan uno de los corazones de Kakuzu, aún guarda conexión con él. Cuando Kinyami empezó a leer lo que sería algo así como la biblia de Jashin, Kakuzu pudo sentirlo como una corazonada de algo que se le vendría encima xD. Hidan lo supo porque….tuvo un pálpito de madre(?).
_______________________________________________________________________

Otro Disclaimer: La canción, “Mary tiene una ovejita”, en ingles, “Mary had a Little lamb” pertenece a su respectivo dueño.

Disclaimer adicional:
Maeko pertenece a Viko, al igual que la personalidad y caracterización del señor bump-bump chan. Kinyami y Shizuko me pretensen a mí. Yüguregakure es propiedad de ambas xDD. Cualquier uso de ellos sin pedir permiso será reportado a las autoridades del copyright(?)
_______________________________________________________________________

Notas: Diosssss, ¡JASHIN! No puedo creer que escribiera esto. Tiene tanto OoC que seguramente Kishi mandará a arrestarme. LOL. Pues bien, han conocido a la dulcemente maléfica Kinyami, hija de Hidan & Kakuzu, uno de mis más queridos OC. Con la misma idea religiosa que su ‘madre’ y el pecado de la avaricia que heredó de su ‘padre’. Personalmente me gusta el hecho de que le diga “Okaasan” a Hidan y “Otousan” a Kakuzu. Si quieren conocer a este angelito del mal que desea conquistar el mundo con ayuda del dinero y de Jashin-sama, pásense por el DA de Viko.

Adicional: Apuesto mis calzones(?) a que solo Viko entendió el Bonus en su totalidad x’DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD.

Ahh~, te adoro. Si no fuera por tu insistencia y tu emoticón que da latigazos, jamás habría escrito este Shoot. ¡A dibujar, es tú turno mujer!



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Viko X3
Seguidor MadaDei
Viko X3

Femenino Acuario Serpiente
Mensajes : 286
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 01/08/2009
Edad : 29
Localización : En yaoiland... xD
Humor : Rawwr!!
Monedas : 630


Registro de energía
Vida:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Dogma (KakuHidan)   Sáb Jul 03, 2010 2:11 am

Yo te amo, te amo, TE AMO MUJER!! Amé todo el fic!! todo, completo, entero!! Kinyami es...
su personalidad es la HOSTIA!!! >w<

Eres de lo mejor, la canción de mary, le da un toque inocente tetrico,
las oraciones, las personalidades no me parecieron OoC, aunque eso
se deba a que amo como escribes xD

El sr bump bump chan, como Kinyami se comunica con él, es tan adorable. Rayos,
de inmediato me imprimo este fic!

Y lo último que pide es la ONDA, GENIAL X'DDDDDDDDDDDD

El bonus es la onda, lo amé tanto x'DD. La parte de "No okasan, te has vuelto ateo!"
y " ¡…NO DEJES QUE LOS PADRES DE SHIZUKO SE INTERESEN EN LA ‘MAMÁ’ DE MAEKO…!"
y la frase de Madara es de lo más "OMG QUÉ GENIAL!" Y las notas, joder, no se quedan atrás!

Ahh! debo poner la frase de Mada, debo! "Bueno ‘senpai,’ hay que tener en cuenta que pide cosas con lógica…" x'DD aun usando ese 'titulo' con Dei, suena algo pervert!

Li eres la mejor!! No te atrevas a decir que este fic no es bueno!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vikox3.blogspot.com/
L@_Hiipiie_
Seguidor MadaDei
L@_Hiipiie_

Femenino Libra Rata
Mensajes : 268
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Edad : 22
Localización : haciendo planes malévolos con el Undertaker >D
Empleo /Ocio : estudianta y hacer reir a la genta =D
Humor : mucho xD
Monedas : 288


Registro de energía
Vida:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Dogma (KakuHidan)   Sáb Jul 03, 2010 8:25 pm

ah q lindo
Li-chan deberias acer otro fic
maeko y kinyami q saqen de quisio as us papas
y por supusto q maeko tengo la obsecion de su ''madre''
asia el arte emifero

ay nos vidrios ;D
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pasta~!
Destacad@ MadaDei
Pasta~!

Femenino Capricornio Cerdo
Mensajes : 124
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 12/03/2010
Edad : 23
Localización : Canada(Montreal)
Monedas : 151


Registro de energía
Vida:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Dogma (KakuHidan)   Dom Jul 04, 2010 8:14 pm

Fantastico! Magnifico! Lo digo y lo repito, me encantan tus fics *_*

Shizuko.. supongo que debe ser el hijo de Sasori e Itachi, no?
Tendria sentido, SasoDei e ItaDei...

Pue me encantó, creo que ya lo dije.

Citación :
tu emoticón que da latigazos
Eugh... no sabia que te gustaba ese tipo de pasion en la cama...
LOL, lo siento, tenia que desirlo!

LOL, entonces hijos: Maiko (MadaDei), Shizuko (ItaSaso), Kynyami (KakuHida)...
Falta PeinKonan LOL

Sigue escribiendo hermosidades como esta <3
Bye~!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yukiko Yami
Dedicad@ MadaDei
Yukiko Yami

Femenino León Cerdo
Mensajes : 50
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 30/12/2009
Edad : 23
Localización : -España-Cataluña-Maresme. owo.[No me secuestren D:]
Monedas : 60


MensajeTema: Re: Dogma (KakuHidan)   Dom Ene 02, 2011 7:47 pm

Cierto que ya habia leido este fic antes pero no lo comente xD

Y hace como cosa de tres meses que me dije: Oh My God! quiero leerlo de nuevo ;w; Pero...NO RECORDABA DONDE ESTABA...

Recien lo encontre owo! ¡¡¡Y LO AMO!!!! ;w; Amo a Kinyami~ es tan adorable~! Aix...

Ame los gritos que daba xDDD Eran tan epicos!. Obvio lo de la mama de Maeko y los papas de Shizuko fue simplemente dios...xDDDDDD me rei tanto con eso!! xDDD

Y las barbies bendecidas, dios mio xDD Bump-bump-chan es simplemente adorable! yo quiero una mascotita asi, de veras~<3

Sigue escribiendo porfi~!! >w<
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
nilce
Destacad@ MadaDei
nilce

Femenino Pez Rata
Mensajes : 147
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 21/07/2010
Edad : 22
Localización : entre madadeilandia y kakuhidanlandia
Empleo /Ocio : escritora de fics
Humor : muchisimo
Monedas : 504


Registro de energía
Vida:
50/25  (50/25)

MensajeTema: Re: Dogma (KakuHidan)   Mar Feb 08, 2011 7:10 pm

me encanta yo amo el kakauhidan wiiii jashin gobernara al mundo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Dogma (KakuHidan)   

Volver arriba Ir abajo
 
Dogma (KakuHidan)
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
MadaDei-RLZ :: Yaoi en General :: Fanfics-
Cambiar a: