MadaDei-RLZ
¡Hola invitado!

Bienvenido al foro dedicado a la pareja más explosiva de Akatsuki ¡MadaDei!

¡Entra y registrate para poder convivir en nuestra comunidad!

¡Te invita "MadaDei-RLZ"!

MadaDei-RLZ

Un foro dedicado el 100% al MadaDei... ¡Únanse a la causa ¿no?!
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Ideal ~Concurso de San Valentín~

Ir abajo 
AutorMensaje
Viko X3
Seguidor MadaDei
avatar

Femenino Acuario Serpiente
Mensajes : 286
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 01/08/2009
Edad : 28
Localización : En yaoiland... xD
Humor : Rawwr!!
Monedas : 630


Registro de energía
Vida:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Ideal ~Concurso de San Valentín~   Dom Feb 28, 2010 2:27 am


Disclaimer:
la serie de naruto es propiedad de su autor, Masashi Kishimoto. Esto es de fans para fans sin fines de lucro.

Advertencias:
AU, aparición de OCs, OoC y ortografía.

Concurso de San Valentín.

Pareja: MadaDei.

.-.-.-.-.-.
Ideal.



-.48 hrs., antes de San Valentín.-


Miró el reloj junto a su cama.

12:00 am.

Oficialmente, era doce de febrero y él estaba a punto de pasar el resto de la madrugada sin conciliar el sueño.

-37 hrs., 10 minutos antes de San Valentín.-

Estaba al tanto de lo ridículo que debía verse. Lo sabía y aun así su cuerpo entero se rehusaba a moverse, como si sus pies estuvieran incrustados en el concreto. Tragó en seco fijando su vista en el aparador.

Un par de chicas rieron quedamente al pasar junto a él. Deidara frunció el ceño volviendo la vista hacia el interior de la tienda. Miró una, dos y tres veces.
Poco a poco sintió el calor subirle hasta las mejillas. Imposible, no podía hacerlo. Él era un hombre japones, no una chica.

—Es demasiado—una gota de frío sudor se deslizó por su rostro—... no puedo... uhn.

Tragó en seco retrocediéndo un paso.

—¡Amor, mira ese oso de felpa!—chilló una jovencita aferrándose del brazo de su, aparentemente, novio. Deidara dio un respingo y se congeló— Oh, Haru. Sería el regalo perfecto.

El ojiazul mordió la uña de su índice recobrando la postura. Joder, pensar que se estaba comportando como un gato.

—Si lo compro ahora no sería una sorpresa, linda—acarició su mejilla—. Ten paciencia, te haré un regalo mejor que eso.

—Awww, cariño tú siempre tan detallista.

—Y tú adorable.

¡Oh, vamos! ¡¿En serio era necesario actuar como idiotas frente a todos?! Miró con disimulada molestia a la pareja por encima de su hombro. Como lo imaginó, ambos parecían unos completos…


“¡Es un lugar público que crees que haces idiota, uhn!”

“Te amo.”


Algo en su inetrior se tensó.

—¿Qué estás haciendo?

Casi escupió el corazón tras reconocer aquella voz familiar y volvió su vista al frente. Y justo allí se encontraba Sasuke, el tan amado hermanito de su compañero de clases.

—¿Qué quieres, uhn?—dijo tras recobrar el aliento. Vamos, que no tenía nada de agradable hablar con un Uchiha y menos con alguno de los hermanos.

Sasuke frunció el ceño ante la poca amabilidad del rubio. Su hermano debía dejar de pedirle favores que involucraran a ese tipo, ¡era tan molesto! Con el mismo sentimiento que le profesó el otro, Sasuke le entregó un pequeño sobre amarillo.

—¿Qué es…?

—Es de Itachi—respondió cortante dando la media vuelta.

Deidara lo vio extrañado. Si bien deseaba preguntar más, su gigantesco orgullo se le impidió y dejó marchar al Uchiha. Miró detenidamente el sobre. Se veía normal y a su vez emetía una extraña aura sospechosa.

—De Itachi, uhn.

Sea lo que fuere debía ser importante. ¿Pero qué? Rara vez cruzaban palabras y fuera de ser el sobrino de…

Las mariposas revolotearon en su estómago.

… ¡sea como fuera!, si era o no importante a él no le interesaba.

Guardó sin cuidado alguno el envoltorio de papel en su bolsa y una vez más centró toda su atención en la vitrina llena de chocolates finos. Las estanterías repletas de peluches y objetos alusivos a la fecha rodeados con listones y globos en forma de corazón parecieron hacerle guiños. Apretó la mochila a su costado. Sólo miraría más de cerca, sólo eso. Después de todo, no era la gran cosa entrar a un sitio como ese a escasos días de San Valentín.

Las piernas le temblaron.

Tras 15 largos segundos se decidió e ingresó a la boutique.

La campanita sonó y de inmediato la dependienta lo recibió arrojando confeti sobre él. Deidara se abstuvo de quejarse, fingiendo no haber sido cubierto de trocitos de papel de colores.

—Hola, ¿busca algo en particular?

El rubio negó con la cabeza al tiempo en que sacudía su chaqueta.

—No… sólo miraré un rato, uhn.

Ella sonrió al notar la evidente mentira y le mostró unas cajas de confitería.

—Últimamente se han hecho muy populares. Son dulces de cereza, a las chicas les encantan.

Deidara los miró un momento y se alejó. La castaña rió suavemente siguiéndolo.

—¿Qué son estos, uhn?—preguntó señalando un cofrecito verde.

—Son anillos. ¿Quiere verlos? Quizás se decida por uno para su novia.

La palabra cayó sobre su cabeza como si de una gigantesca roca se tratara. Su rostro se encendió, mostrando las diferentes tonalidades del rojo. Tranquilo, debía tranquilizarse. No había motivo por el cual sus latidos se precipitaran por tan solo escucharla decir eso.

—¡N-no! ¡No gracias!—se apresuró a decir nerviosamente, tomando entre sus manos un simpático oso—¿Y-y esto? ¿Su precio…? ¿Cuál e-es, uhn?

La encargada se guardó una risita. ¡Qué chico tan lindo!

—12 000 yenes. Una verdadera ganga.

Deidara parpadeó boquiabierto.

-38hrs, 3 minutos antes de San Valentín.-

En algún parque de Tokio...

—Claro, una ganga—dijo irónico mirando afligido su billetera. Estaba quebrado, por decirlo de algún modo. Trabajar medio tiempo en una cafetería no le resultaba tan bien como creyó—… al menos el café es gratis, uhn.

Suspiró abatido. ¿En qué habría estado pensando cuando entró a ese establecimiento? ¡Apenas y podía pagar por un chocolate! Tomó asiento en una banca frente a un puesto de helados en el parque, mientras varios niños corrieron hacia el heladero y con sus irritantes gritos, pidieron ser atendidos al mismo tiempo.

Suspiró más fuerte y se abrazó de la mochila. Las cosas eran mucho más sencillas cuando no tenía a nadie por el cual desvivirse en una fecha tan comercial como lo era San Valentín.

Alguien especial que lo hacía sentir de ese modo:

Especial.

Sólo él tenía la capacidad de hacerlo sentir tan único e imprescindible. Y aun así…

“¡No voy a darte nada, déjame en paz, uhn!”

“Dices cosas como esas pero tus ojos no se ponen de acuerdo con lo que tus labios dicen.”

“¡Q-qué molesto eres, uhn!”


Todavía no era capaz de serle sincero.

Su rostro se vio prontamente coloreado de rosa. Si al menos no fuera tan expresivo o si ese hombre no fuera tan suspicaz, tal vez lo habría y se habría engañado. Pero aceptémoslo, probablemente eso jamás hubiera sucedido. Incluso desde antes de verse involucrado en esa relación, desde antes de que él se lo hubiera propuesto, deseaba saberse querido por esa persona.

Porque Madara era tan… él era tan…

—¡Oye!

Una pequeña se le acercó, dejando un peculiar camino de chocolate a su paso.

—¿Qué, uhn?

Ella continuó sonriéndole.

Deidara enarcó una ceja.

—Pareces una chica, ¿lo sabías?

Si bien eso fue lo último que pensó escuchar de la niña, lo primero que llegó a su cabeza fue retorcerle el cuello. Tomó una enorme bocanada de aire y con toda la calma que fue capaz de reunir, sonrió falsamente, como si aquello realmente le hubiera caído en gracia.

—Ja, ja, ja, ¿no tienes que ir con tu mamá, uhn?

—Vine con mi hermano. Él dice que pareces una linda chica.

Volvió sus manos puños. Bien, su hermano era un idiota y muy pronto pasaría a estar muerto.

—¡Mei-chan! ¡Mei!

Deidara elevó la vista, divisando al instante a un chiquillo. Ensanchó los ojos. Oh, vamos. No era en serio, ¿verdad? ¡¿Ese era su hermano?! Ni siquiera parecía tener más de doce.

—Suficiente, me voy de aquí, uhn.—murmuró sombrío poniéndose de pie.

Quizás se haría un corte. Sí, quizás.

“Es lindo… me encanta tu cabello. Déjalo así.”

¡Ahg, por todos los cielos!

-37 hrs., antes de San Valentín.-

Departamento de Iwa Deidara…

—¿Qué demonios es esto?... uhn.

Deidara hizo una mueca de incomprensión al ver un boleto para concierto. Buscó dentro del sobre alguna nota, pero fuera de la entrada para ver a FLOW no había nada más. Miró la fecha del concierto y terminó más confundido que al principio.

Fecha: 14/02 “FLOW”


El timbre sonó, haciéndolo olvidar momentáneamente el asunto del boleto.

—¡Ya voy, uhn!—gritó colocándose un par de pantuflas. Anudó su cabello en una coleta de camino a la entrada, dándose una idea de quién podría ser el invitado. La sensación cosquillosa en su abdomen no se hizo esperar. Paró en seco a dos metros de llegar a la puerta. El timbre sonó de nuevo.

Negó a sí mismo la posibilidad de que se tratara de Madara. Esta vez no podía escabullirse del trabajo, había escuchado de Itachi que una importantísima marca electrodomésticos se afiliaría, firmaría o… bueno, era importante e incluía en un 90% al Uchiha. Una vez que hubo desechado la idea se apresuró a abrir.

—¿Irás?

Justo la última persona que creyó estaría en su puerta: Itachi.

—¿Disculpa, uhn?

—El concierto.—mencionó.

Deidara parpadeó y prontamente lo apuntó de forma acusadora.

—¡Tú! ¿Qué es lo que planeas, uhn? ¿Por qué me enviaste un boleto para FLOW?

Itachi, en su amplio conocimiento del rubio, dedujo que aun no comprendía lo obvio.

—Te estoy invitando.

El de ojos celestes guardó silencio. ¿Invitar? Aquello sonaba tan fuera de la realidad en la que vivían. Itachi lo estaba invitando a un concierto en San Valentín, ¡Itachi!

—Si es una broma no me hace gracia, uhn.

El otro frunció el entrecejo. Increíble, en verdad que Deidara era increíble.

—No lo es.

—No me agradas, uhn.

—… Lo sé.

—¡¿Entonces por qué tú…?! ¡Ahg!, olvídalo—repuso dando la media vuelta—. Espera ahí, iré por el boleto, uhn.

—¿Qué?

—Dije que iré por el boleto, no pienso acompañarte a ningún lado, uhn.

Itachi frotó su frente, observando como el rubio se alejaba por el corto pasillo. Eso era todo, estaba harto de su ignorancia o falta de sentido común.

—Me gustas.

Se detuvo. Por un breve instante creyó haber oído mal.

—¿Tú…?

—Me gustas.

Ni bien el mediano había terminado de pronunciarlo, Deidara reanudó el paso. Abrió la puerta de su habitación con firmeza y recogió el pequeño trozo de papel sobre la cama. La imagen de Madara pareció materializarse cerca de la cabecera, sonriendo de forma despreocupada. Sus latidos aceleraron.

Él lo miró y se desvaneció.

—…Toda tu familia es una molestia, idiota…

Maldición. Como detestaba esta clase de líos.

-36 hrs., 40 minutos antes de San Valentín.-


—Tómalo y vete, uhn.—dijo extendiéndole la mano con la entrada de FLOW. No lo negaba, más que molesto se sentía extraño.

Itachi pareció inspeccionarla un rato. Deidara bufó exasperado.

—La arrojaré afuera en ese caso, uhn.

El moreno continuó de pie frente a él, sin decir ni hacer nada.

—¡Bien, cómo quieras, uhn!—tras unos segundos lo dejó caer fuera del departamento.

Itachi sonrió.

—Es en serio… con él, ¿no?

¿Qué?

Tuvo un sobresalto que logró erizarle toda la piel. Itachi, él… lo sabía, ¿pero cómo? Sus piernas flaquearon y el rubor atacó sus mejillas delatándolo de inmediato. La sonrisa se esfumó de a poco de su rostro al tiempo en que levantaba el boleto. Con un débil movimiento de mano se despidió para luego marcharse sin decir nada.

Deidara mordió su labio con fuerza.

—Lo último que necesito son problemas, uhn.

-33 hrs., 12 minutos antes de San Valentín.-


Oficina del presidente de la reconocida compañía Amanecer…

—Con todo respeto, ¿ese asunto personal es más importante que la junta con la corporación Ueda?

El azabache tras el escritorio lo miró con absoluta seriedad mientras firmaba la última hoja de la pila de documentos.

—Nagato, si te dijera que ese asunto trata sobre mi entera salud que pende de un hilo, ¿me creerías?

—No.

El Uchiha sonrió con descaro.

—Eso pensé.

Nagato frotó su frente, lamentando el día en que aceptó la vicepresidencia. Observó unos instantes los ojos negros con un visible fulgor de desesperación en su jefe, comprendiendo el posible motivo por el cual tenía tanta prisa. Gruñó, cuidando de no haber sido escuchado. En verdad era todo un fastidio cuando a ese hombre le daba por dejar todo a la deriva. Las prioridades dentro de esa cabeza Uchiha, definitivamente tenían un orden bastante peculiar.

Suspiró frustrado

—Últimamente se le ha hecho costumbre escapar del trabajo. ¿Sabe la mala imagen que está proyectando a nuestros clientes?

—Si dejaras de ver sólo el lado negativo tu vida sería más fácil. Piensa en lo generoso que soy contigo. Tienes mi entera confianza y no hay mejor prueba que todas esas ocasiones en las que me has representado. Sólo debes cambiar el enfoque de cómo ves las cosas.

—No caeré en esa vil mentira.

—Hieres mis sentimientos.

Hubo un largo silencio entre ambos hombres. El uchiha afiló la mirada.

—… Si Ueda no llega a aceptar nuestros términos no será culpa mía.

Madara sonrió tomando sus cosas.

—Sabía que podía contar contigo. Cuando termines, envíame los documentos—dijo dándole una palmadita en el hombro antes de cruzar la puerta—y dile al de ventas que cambie el color de los gráficos a escala de grises.

—Exigiré un aumento.—masculló hojeando el informe de producción.

—¡El presidente huye de nuevo!—escuchó gritar desde el pasillo—¡Atrápenlo, atrápenlo!

El moreno cubrió parcialmente su rostro con la mano izquierda. Debía hacer algo al respecto. Un día de esos hablaría con Deidara y de cómo su existencia afectaba severamente la productividad de la empresa.

—¡Se fue por las escaleras!

—¡Usó el elevador, el elevador!—chilló histérico Hidan.

—¡Tú!—señaló un tercero a la secretaria del fugitivo—¡Llama a seguridad y diles que…!

Pronto se vio interrumpido por el particular sonidito del teléfono en el escritorio de la mujer. Ella tranquilamente atendió la llamada.

—Era el portero. Lo perdimos, acaba de salir en el auto.—informó colgando.

—¡Maldición Konan!, ¡Por una vez en tu vida haz algo por el bien de nuestro salario!—vociferó Hidan ofendido.

Konan frunció el ceño.

—Es su cómplice, no tiene caso—dijo Sasori saliendo del cuarto de las fotocopias—. Nagato se hará cargo de nuevo, ¿no es así?

Ella asintió volviendo la vista al computador. El pelirrojo clavó su vista en la artista del origami.

—… ¿Cuánto te pagó por no impedirle el paso?

Konan lo miró ligeramente sorprendida y sonrió mostrándole un sobre color crema.

—… Una reservación en Arawa… debí preverlo.

-31 hrs, 15 minutos antes de San Valentín.-


En alguna floristería de renombre en Tokio…

El tenue olor a rosas dentro de la inmensa habitación, mezclado con el dulce aroma del jazmín constituía un deleite para el olfato. Los narcisos, que se hallaban sobre el mostrador de cristal despedían de igual forma una deliciosa fragancia que competía con el perfume de los nardos.

—Mmm…

El joven hombre de delantal blanco sonrió nervioso sosteniendo el catalogo de invierno. Madara emitió un sonido de inconformidad y fulminó al otro con la mirada.

—¿Esto es todo lo que tienes?

—Po-por supuesto que no, señor. Si lo desea puedo llevarlo al invernadero.

Él sonrió de forma amenazante.

—Qué amable.

-30hrs, 30 minutos antes de San Valentín.-

—… Y las fresias y jacintos son una buena elección para situaciones como esas—afirmó apuntando la gran variedad de estas flores y se acomodó el delantal, satisfecho después del largo monólogo— ¿Ha encontrado la indicada ahora?

El presidente de Amanecer se cruzó de brazos aun indeciso tras escuchar la larga lista de significados. Fukusawa sintió sudar frío ante la intimidante expresión del cliente. Madara, pasados unos minutos, negó cortésmente, ninguna de las antes descritas lo convencían.

El encargado, Fukusawa Kazou, echó un vistazo al extenso pasillo dejado atrás.

—¿Qué tal las orquídeas?—sugirió algo inseguro—Son excelentes mensajeras de…

—¿De qué?

—Pues… en la… en temas como—sus mejillas se colorearon al confrontar la potente mirada ónice—… sensua… lidad.

Fue un período ridículamente corto de tensión e instantes después el Uchiha se hallaba exigiendo ver, con notable emoción las susodichas. Fukusawa le indicó el camino, mirando entre tanto la radiante expresión en el rostro del mayor.

—Oh—murmuró visiblemente desilusionado—, son esas.

—Tal vez no sean tan vistosas como las rosas, pero en el lenguaje de as flores nada es más importante que el significado. Como los tulipanes rojos, no se comparan con la belleza de una Lagerfeld, pero nada mejor que ellos para una declaración de amor—sonrió con dulzura—. Por más sencilla que pueda parecer una flor lo que simboliza es lo que pesa.

Madara le dio la razón y de inmediato solicitó conocer el significado de las orquídeas. Esbozó una media sonrisa. Él había dicho anteriormente algo con respecto a la sensualidad. Hmm, eso definitivamente le interesaba.

—¿Que tal las blancas? Manifiestan un bellísimo sentimiento. Expresan un amor puro e idealizado por la persona amada.

—No hay nada tan puro en este mundo que valga un ramo de ellas—sonrió con mofa—. ¿Cuál es el significado de las amarillas?

El castaño hizo una mueca indignado. No era que etiquetara a todos los empresarios como bastardos egocéntricos, pero la mayoría lo era.

—Quizás tenga razón—refunfuñó colocando ambas manos sobre su cintura—. Las amarillas se traducen como el calor del amor con erotismo.

—Interesante.

—Estas—señaló a las de color rosa—, se utilizan para seducir con extrema sensualidad. Se podría decir que es el arma perfecta para los enamorados. Si bien las rosas rojas se asocian con el amor y la pasión, las orquídeas rosas son empleadas en el juego de la seducción.

Madara se inclinó a penas un poco para ver más de cerca la exótica flor. De cierta forma, le recordaban al temperamental rubio, provocándole una sonrisa picarona. Kazou, amablemente se atrevió a preguntar para quién eran las flores.

—Mostrar interés por un desconocido fácilmente se podría interpretar como una invitación de tintes rosas—guiñó un ojo y volvió su vista a las orquídeas—. Las rojas se ven tentadoras, ¿qué representan?

Aun turbado ante la reciente respuesta, el castaño procedió a explicarle. Bien, eso obtenía por tratar de ser gentil con tipos como él.

—Eh… la orquídea roja expresa…

-30 hrs., antes de San Valentín.-

—…Será entrega a domicilio—señaló entregándole la tarjeta de crédito—.Que los listones sean de tela.

—Correcto. Entonces, ¿la dirección es…?

—Espere.

—¿Qué sucede, señor?

La oscura mirada se iluminó.

—Eso no es en absoluto romántico.

Fukusawa Kazou de 25 años, no entiende la mentalidad de los empresarios cazanovas.

-28 hrs., 25 minutos antes de San Valentín.-


Mauboussin…

Sin lugar a dudas, eso sería lo ideal.

—Me lo llevo.—respondió a la encargada.

—¡Excelente elección!, es uno de los mejores. El corte radial perfecto es sumamente difícil de conseguir.

—Por supuesto—asintió tomando entre sus manos la pequeña caja—. El corte en sí es una obra de arte.

—Una autentica belleza, señor.

Madara suspiró satisfecho. Esto lo haría feliz, estaba seguro.

-

-

-

-

-15 hrs., 9 minutos antes de San Valentín.-

9 de la mañana del sábado, dentro de Takashimaya…

Debía estar demente. ¿Cómo se le ocurría estar en una tienda departamental a sólo un día del 14 de Febrero? Entre empellones y tropezones, se abrió paso entre la multitud, que al igual que él corría de un lado a otro en busca de un obsequio presentable. Una voluptuosa rubia lo golpeó accidentalmente con sus encantos haciéndolo caer de bruces al suelo. Deidara trató de incorporarse a penas tuvo la oportunidad, para su mala suerte una multitud de jovencitas se lo impidió y no siendo suficiente todo lo anterior, una de ellas pisó su mano derecha.

Cuando al fin pudo librarse de aquella pesadilla se dio cuenta de que había extraviado su billetera.

—¡Oh, no, no, no! ¡Esto no puede ser!—los ojos se le humedecieron—¡Es una mala broma, uhn!

Se aventuró una vez más entre el mar de gente, esperando encontrar su cartera. Tardó alrededor de media hora para rendirse y unos diez minutos más para asimilar la perdida de 4 mil yenes.

—… Estoy acabado, uhn—murmuró deprimido dirigiéndose a la salida.

—¡Kya~!, ¿no es precioso?—un trío de universitarias llamó su atención— Mi niño me lo dio ayer por la tarde. ¡Qué lindo!

—¡Es bellísimo!

—¡Bellísimo!—secundo la más bajita—¡Wa, qué envidia Setsuko! Es el brazalete más hermoso que he visto.

—Lo sé, mi Yuki es todo un amor.—respondió la primera moviéndose de lado a lado.

—Ojalá mi novio me regalara un brillante. ¡Sería tan romántico!—rió brevemente— Estoy tan celosa de ti. Yuki-san debe ir muy en serio contigo.

Deidara desvió la vista alejándose aprisa del lugar. Apretó los labios al recordar la expresión de la chica y aceleró el paso. Sólo era una estúpida joya, no tenía nada de especial.

Nada. Sólo eran piedras y metal, ¿quién podría querer tal cosa? La presión en sus labios disminuyó. Esas chicas eran todas unas idiotas materialistas. Estaba molesto, había perdido su billetera, una de sus manos tenía la marca de un tacón y no contaba con un triste yen para tomar el metro.

Llevó su derecha hasta su pecho, masajeándola suavemente. Probablemente le aparecería un moretón en el dorso, debido al molesto palpitar.

—Tsk…—empezaba a doler.

—Ah, ¡mira hermano! ¿No crees que es encantador?

La dulce voz de una niña le hizo voltear en su dirección. Paró al reconocer el lugar, era la misma boutique que había visitado anteriormente. La mujer que los atendía les mostraba una especie de cofrecito verde. Deidara recordó haber preguntado por ese artículo.

—¡Qué lindo! Hermano, mira, mira. Es un anillo.

Él sonrió y acarició su cabeza.

—Sí, es muy lindo. ¿Lo quieres?

Una gotita de sangre se deslizó por su muñeca.

—¡Ah!, maldición—se quejó cubriendo la pequeña herida con lastra mano—. No tengo ningún pañuelo conmigo, uhn.

La campanita del establecimiento sonó. La chiquilla, sonriendo, llevaba en su índice un anillo de acabado verde y a su lado, su hermano mayor que la abrazaba con ternura.

Apretó su palma, contemplando taciturno el pequeño accesorio.

—No tienen nada de especial… uhn…

-13 hrs., antes de San Valentín.-

Departamento de Iwa Deidara…

—Hmpf, fue una suerte haber guardado algunas monedas en los bolsillos de mi pantalón, uhn—comentó al aire recargándose contra la pared de la cocina.

Miró el reloj sobre la nevera, eran las once.

—Tal vez si le horneo galle—enrojeció—… ¡de ninguna manera, uhn!

Cocinar para ese bastardo, ¡ni en sueños!

-11 hrs, antes de San Valentín.-


—… Incorpore la harina, el bicarbonato y la sal alternando con la leche.—leyó en voz alta batiendo suavemente, para luego agregar las claras a punto de turrón. Revolvió de forma consistente durante unos momentos y luego vació la mezcla sobre el molde previamente engrasado. Suspiró agotado, limpiando su frente con el antebrazo. A fin de cuentas no resultaba tan complicado el asunto de los postres.

Se colocó el guante protector y con cuidado abrió el horno, introduciendo el molde.

—Todavía debo preparar la cubierta. Me pregunto si tengo media crema, uhn.

-10 hrs., 36 minutos antes de San Valentín.-

*Revolver, revolver, revolver*

Probó la mezcla de chocolate fundido con el meñique. Vaya, iría bien con unas fresas.

-9 hrs., 57 minutos antes de San Valentín.-


—¡Ja! No quedó mal, ¿eh?—colocó el pan recién salido sobre una rejilla en la mesa. Buscó entre los trastes, un plato lo suficientemente grande que alojara al futuro pastel—Este servirá, uhn—afirmó llevándolo al comedor.

—9 hrs., 13 minutos antes de San Valentín.-

Sonrió orgulloso de su creación. Para ser su primera vez no había salido en absoluto mal.

El teléfono comenzó a timbrar. El rubio lo ignoró, mirando con devoción la casi perfecta cubierta de chocolate.

—No hay forma de que no le guste, uhn.

… ¿ah?

Una vez más terminó turbándose el sólo. ¡Cielos! Había cocinado un pastel para él. ¡Y de chocolate! Sintió arder el rostro de tanta vergüenza. Ya podía imaginar al Uchiha hablando sobre los distintos usos que se le podía dar al postre. Un escalofrío lo asoló. ¡No, no, no! ¡¿En qué estaba pensando?! ¡Él no había pensado eso! visualizó al moreno sonriendo lascivamente.

La contestadota se activó.

—“Hola, en este momento no me encuentro, deja tu mensaje y más tarde me comunicaré contigo, uhn.”

—¿Quién podrá ser, uhn?

—… Deidara, habla Nagato—Oh, no. Esto no podía ser bueno—. Me preguntaba si no se encuentra contigo—pronto se vio interrumpido por los histéricos gritos de alguien más—… ¡Oye rubio! ¡Ese hombre ha escapado de nuevo, será mejor que dejes de entretenerlo o yo voy a…!—una tercera voz se hizo presente—, Hidan estás equivocado, Madara-sama es quien entretiene al chico—Nagato volvió a tomar la palabra—. Sasori, Hidan no lo decía en ese sentido. Lamento lo ocurrido Deidara, en caso de que llegues a contactarlo dile que necesitamos su aprobación en cuanto a los términos para Toshiba.

La llamada tardó menos de un minuto.

—E-ese, bastardo… él—apretó los puños—… está muerto, uhn.

Así que la mitad de Amanecer, Itachi y probablemente el resto del mundo, estaban al tanto de su relación.

¡Al tanto de su relación, joder!

—¡Estás muerto Uchiha, uhn!

-6 hrs., 2 minutos antes de San Valentín.-

En algún lugar de Tokio…

—¡Achú!—estornudó el azabache—, ¿me habré resfriado?

—¿Desea otra taza de café’ttebayo?

Madara sonrió en respuesta.

-3 hrs., 17 minutos antes de San Valentín.-

Departamento de Iwa Deidara…

—… Y le dio una reservación a Konan para dejarlo ir.

El ojiazul parpadeó incrédulo ante las nuevas tácticas de fuga del mayor. Cambió el teléfono a su izquierda, acomodándose en el amplio sillón.

—Lo más sorprendente de todo el caso es que no está contigo.

—No le veo nada de extraordinario a eso, uhn—contestó el rubio con cierto disgusto.

—Tienes razón, falta casi nada para que sea media noche.

—¿Eh? ¿Qué tiene que ver eso con esto, uhn? No tiene sentido.

—Últimamente hemos tenido mucho trabajo y no ha habido mucho tiempo para otras cosas—la serena voz de Nagato se tornó ligeramente expresiva—. Se supone que no debería decírtelo, pero él ha estado bajo mucha presión, no sólo por la empresa sino también por ti.

—¿De qué estás hablando, uhn?

Una ligera risa se escuchó del otro lado de la línea.

—Deberías saberlo mejor que nadie.

Instantes después la llamada se cortó.

El reloj marcó las nueve. Bostezó agotado y frotó al mismo tiempo su mano herida. Se preguntó que es lo que había querido decir Nagato con esa frase y pensó también en él.

Madara…

—Cierto—murmuró pensativo—… es extraño que no haya venido aquí, uhn.

-

-

-

-

Olía a rosas.

A rosas y algo más.

Gimió débilmente al sentir la cálida sensación de un beso en su frente. Escuchó aquella sensual risa y el perfume con notas orientales que tanto amaba y decía odiar. Poco a poco, la fragancia a rosas fue impregnando la habitación. Con dificultad abrió los ojos en medio de la oscuridad. No había nadie.

Talló sus ojos, alejando el sueño y lentamente se incorporó.

—¿Fue un sueño, uhn?...

—No.

Madara sonrió deslizando la cortina y permitiendo así, la entrada de plateada luz.

—Te traje algo—anunció mostrándole un enorme ramo de rosas rojas—. Sé que no eres una chica, pero las rosas combinan bastante bien con tu piel.

Deidara frunció el ceño.

—Idiota, cómo si me importara realmente lo que piensas, uhn.

—Te fui infiel con una morena.

La expresión en el rostro del rubio fue todo un poema. Madara rió estruendosamente.

—¡I-imbécil! ¡Vete al infierno bastardo, uhn!

Él sonrió con menos intensidad y tomó asiento en el borde de la cama.

—No tengo intenciones de salir con alguien más que no seas tú—confesó dejando el ramo sobre el regazo del menor—. Pero son sólo palabras.

Su corazón se brincó un par de latidos. ¿Qué… estaba intentado decirle?

¿Acaso él…?

Clavó las uñas en el edredón.

—¿Sólo palabras, uhn?—repitió en un hilo de voz.

Ya entendía. Esto era una…

—Por esa sencilla razón necesito comprometerme—agregó antes de robarle el aliento.

Su sabor, su calidez, su aroma.

La sensación a mariposas. El sabor de sus besos. Sus calidas y protectoras manos alrededor de su cuerpo.

Deidara jadeó ante los besos húmedos esparcidos por su cuello. Madara atrapó sus manos, entrelazando los dedos una y otra vez. Sus labios, todavía sedientos no tardaron en volver por los del más joven.

—¿Qué haces, uhn?—preguntó entre jadeos percibiendo como el Uchiha deslizaba por el dorso de su mano derecha una pequeña argolla de metal.

—Aun si huyeras de mi lado te perseguiría y traería de vuelta—susurró en su oído, colocando el pequeño aro en su dedo anular—. Sino puedo atarte con cadenas, entonces esto servirá.

Bum, bum, bum. El corazón amenaza con estallar.

No es una argolla ni un aro de metal. Tampoco es un anillo. Y no se trata de un diamante.

Elevó su mano a la altura de su rostro. La piedrecilla brilló ante el baño de plata. Sin poder evitarlo, una traicionera lágrima escapó de sus ojos pasando desapercibida entre la penumbra.

Madara sonrió con la mirada y besó con ternura su mejilla.

—… Hay una orquídea roja en medio de ese ramo.

Es algo más.

—No tienes remedio…uhn.—le reprochó ocultando su rostro bajo el largo mechón. El azabache soltó una risita.

Recargó su cuerpo contra el suyo, procurando evitar aquella intensa mirada. La dicha en su interior comenzaba a quemarle. Su corazón palpitó con más fuerza. Pensó en lo mucho que amaba sentirse de esa forma, tan necesitado y vital importancia.

Justo ahora, haber perdido la cartera y la confensión de Itachi se miran tan insignificantes.

—Te amo.

Deidara sonrió timidamente. Esa persona, es suya y de nadie más.

Eso es.


"Esta parte de mí, la que nunca le mostraré a nadie más, te la entrego a ti."



-0 hrs., día de San Valentín.-

Fin.

.-.-.-.-.-

Notas de la autora: Wa! Lo terminé! Soy tan feliz!... lo único que será capaz de deprimirme será el hecho de que no revisé la ortografía ni nada de eso xDDD Coño, apenas y pude terminarlo. No quedé convencida del todo, pero toda la primera parte la amé, ya para el final y el final no me agradó mucho, en parte porque no recuerdo q carajo escribí, me estoy muriendo de sueño.

Nos vemos y besos. Que gane el mejor fic.

Aclaraciones...

*La orquídea roja expresa de un modo intenso el deseo de hacer el amor con alguien… Madara es la onda xDDD
*Actuar como un gato. Uhm, que siente nervios y se altera con facilidad.
*La frase del final. Lo que siente Deidara, pero no lo piensa. Es decir, que sólo a Madara le muestra su lado débil y deja de lado su personalidad arisca.


Última edición por Viko X3 el Mar Mar 02, 2010 12:31 am, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vikox3.blogspot.com/
Lian-Canella
Dedicad@ MadaDei
avatar

Femenino Libra Caballo
Mensajes : 72
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 13/02/2010
Edad : 27
Localización : En MadaDeilandia!!!!! *w*
Monedas : 78


Registro de energía
Vida:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Ideal ~Concurso de San Valentín~   Dom Feb 28, 2010 3:32 pm

OOOOH, SIIII!! MADARA ES LA ONDA!!!! XD XD XD

LO AMOOO :3

me encanto!! me encanto!! owo todo lo q sale d tus manos me agrada, viko san!! xq??? xq?? XD soy tu fan
y la verdad, no hay muxas faltas d ortografia owo -he leido unos son hodibles! hodibles! XD-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kytsu
Administrador
avatar

Femenino León Gallo
Mensajes : 81
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 05/05/2009
Edad : 25
Localización : owo detras del monitor
Empleo /Ocio : cosplayer
Monedas : 143


Registro de energía
Vida:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Ideal ~Concurso de San Valentín~   Dom Feb 28, 2010 6:24 pm

viko.sama x_x
sempai
mi querida sempai
xD
tu me quieres matar de la emocion
realmente un fic ... bueno que decir
es algo tan tuyo
muy lindo
muy genial xD
y la idea de la flor xD jaja madara si es la onda
-w- aunque sea un pervert de primera si quiere a nuestro lindo rubio owo
^^ bueno pues suerte en el concurso y pues
esperemos si llegan mas XD
jeje n_n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://madadei-rlz.forosactivos.net
Miss Lila
Seguidor MadaDei
avatar

Femenino Cáncer Caballo
Mensajes : 400
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 10/07/2009
Edad : 28
Localización : Surreal Land (or Mexico City)
Empleo /Ocio : dibujarrrr
Humor : hum...!!
Monedas : 615


Registro de energía
Vida:
11/50  (11/50)

MensajeTema: Re: Ideal ~Concurso de San Valentín~   Lun Mar 01, 2010 4:16 pm

I love you I love you I love you
describire este fic tal cual lo hace el vizconde Druitt las cosas q le gustan (kuroshitsuji)
ahhhhh ahhhhh...ahhhh! I love you
es como la mas hermosa joven ( y misteriosa) de un salon bellamente adornado, las luces brillan fuertemente sobre ella y es el centro de atencion, sus cabellos se mecen suavemente con el viento y recubierta de joyas finas es idolatrada...

ahita, en conclusion me gusto mucho este fic king

yo te doy tu premio xD
aqui esta (??)






MadaDei para todos, yo invito xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Viko X3
Seguidor MadaDei
avatar

Femenino Acuario Serpiente
Mensajes : 286
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 01/08/2009
Edad : 28
Localización : En yaoiland... xD
Humor : Rawwr!!
Monedas : 630


Registro de energía
Vida:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Ideal ~Concurso de San Valentín~   Lun Mar 01, 2010 9:37 pm

xDDDD Ese tipo, ya lo recuerdo. Gracias, gracias por el premio, qué detallista!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vikox3.blogspot.com/
Miss Lila
Seguidor MadaDei
avatar

Femenino Cáncer Caballo
Mensajes : 400
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 10/07/2009
Edad : 28
Localización : Surreal Land (or Mexico City)
Empleo /Ocio : dibujarrrr
Humor : hum...!!
Monedas : 615


Registro de energía
Vida:
11/50  (11/50)

MensajeTema: Re: Ideal ~Concurso de San Valentín~   Lun Mar 01, 2010 10:11 pm

ahahah de nadaaaa
cheers king Very Happy Twisted Evil
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Akemi_27
Conocedor MadaDei
avatar

Femenino Acuario Gallo
Mensajes : 45
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 11/03/2010
Edad : 24
Localización : Santiago ~ Chile
Empleo /Ocio : Estudiante
Humor : Feliz x3
Monedas : 76


MensajeTema: Re: Ideal ~Concurso de San Valentín~   Vie Mar 12, 2010 10:18 am

*o* hermoso sin duda jiji me encanto mucho sobre
todo el final jeje
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tajadako.forumotion.com/forum.htm
mary-chan/ the crazy fan
Dedicad@ MadaDei
avatar

Femenino Mensajes : 53
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 18/12/2009
Localización : Junto al PC, y a Madara-sama X Dei-chan :D
Empleo /Ocio : Vaguear XD, dibujar madadei, escribir fics, estar horas y horas en la computadora x3
Humor : Creo que ninguno ¬_¬, jejeje n_n, puedo ser muy simpática si hay Madadei de por medio
Monedas : 60


MensajeTema: Ideal ~Concurso de San Valentín~   Vie Mar 19, 2010 1:51 pm

OwO que lindurita, Viko-chan!! lol!
Te quedó romántico, con humor, con drama, todo!! Very Happy

Una obra de arte king
Me encantó cuando Mada fue a comprar las flores, muajajajá xDDD!
¡¿Quién dice que no es la onda?! lol!

Bueno, sigue subiendo bellezas de fic's como esta I love you
¡Nos vemos! n_n

P.D : Oye, Lila-chan, acaso es una nueva moda dejar doujin como premio por un fic?? xDDD
Jajaja, me encanta! Very Happy
¡Bye! Wink
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pasta~!
Destacad@ MadaDei
avatar

Femenino Capricornio Cerdo
Mensajes : 124
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 12/03/2010
Edad : 22
Localización : Canada(Montreal)
Monedas : 151


Registro de energía
Vida:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Ideal ~Concurso de San Valentín~   Vie Mar 19, 2010 8:34 pm

Viko X3 escribió:
[b]

*La orquídea roja expresa de un modo intenso el deseo de hacer el amor con alguien… Madara es la onda xDDD

XDDDD Seeeeh Madara es la onda!

Konan con su reservación en Arawa XD

Pobre Itachi, Dei no tiene tacto XD
Ven a mi Itachi, yo te consolaré... XDDD

Este no esta en ff.net Shocked
Bue, no importa, tu desides que hacer con tus fics :3

Sigue asi Viko!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Viko X3
Seguidor MadaDei
avatar

Femenino Acuario Serpiente
Mensajes : 286
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 01/08/2009
Edad : 28
Localización : En yaoiland... xD
Humor : Rawwr!!
Monedas : 630


Registro de energía
Vida:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Ideal ~Concurso de San Valentín~   Sáb Mar 20, 2010 12:05 pm

No, ni este ni el otro, son hechos exclusivamente para el foro. Y sí, supongo que pobre Itacho, pero
¿qué puedo hacer si soy una adicta al madadei? xD

sunny

PD: Itacho, te quiero pero odio cuando estás cerca de Dei xDDD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vikox3.blogspot.com/
Miss Lila
Seguidor MadaDei
avatar

Femenino Cáncer Caballo
Mensajes : 400
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 10/07/2009
Edad : 28
Localización : Surreal Land (or Mexico City)
Empleo /Ocio : dibujarrrr
Humor : hum...!!
Monedas : 615


Registro de energía
Vida:
11/50  (11/50)

MensajeTema: Re: Ideal ~Concurso de San Valentín~   Dom Mar 21, 2010 3:58 pm

ahahaha sehhh Mary, la premiacion es con doujin por lo menos de mi parte si xD
pero me temo q ya no se podra porq ya no he encontrado dous cortos Crying or Very sad
pero q bueno q te gustaron xD
luego subo mas dous medio largos de la misma autora, es un amor ella I love you
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Ideal ~Concurso de San Valentín~   

Volver arriba Ir abajo
 
Ideal ~Concurso de San Valentín~
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Cine Ideal
» Elegir tamaño ideal de altavoz.
» El reproductor de mp3 ideal
» CADENA DE SAN VALENTÍN:---- RESULTADOS ----
» LECHE IDEAL 6%

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
MadaDei-RLZ :: MadaDei-RLZ :: Fanfics-
Cambiar a: